Saltar al contenido
Butacas rojas de una sala de teatro
BABEL Blog

Nuestro TalentUs es... Eduardo Martín: "Soy un poco teatrero en todos los aspectos de mi vida"

19 octubre 2020

Empresario de día y actor de noche. Así es Eduardo Martín, director de Medios de BABEL, encargado de la dirección del área de Personas, Control de Gestión, Financiero, Calidad, Aplicaciones Internas y Sistemas. Además, es socio y miembro del Consejo de Administración.

Lo que empezó siendo una actividad divertida en el colegio, ha acabado siendo una de sus grandes pasiones: el teatro. Interpretar, cantar, bailar… da igual la disciplina, se atreve con todo. Para Eduardo el teatro es el medio para aplicar uno de sus mantras: "entiende tus límites e intenta superarlos”.

Conozcamos un poco más acerca de Eduardo a través de esta entrevista, donde hacemos un breve recorrido sobre su trayectoria artística.

¡Actores a escena, la función va a comenzar!

 
Pregunta. ¿Qué significa para ti el teatro?

Respuesta. El teatro me hacer salir de la rutina y me sirve para hacer ese algo especial, divertido y, a la vez, intelectual. Me encanta todo lo que tiene que ver con la cultura y el arte. El teatro es el modo de reunir muchas de las cosas que me gustan. Sentir que eres protagonista de todo eso es una sensación muy bonita.
 
P. ¿Tienes o has tenido alguna vez miedo escénico? 

R. He tenido más miedo escénico en presentaciones profesionales que en el teatro. Para interpretar una obra ensayas mucho, te lo sabes todo de memoria. También es algo lúdico, por lo tanto, la responsabilidad que sientes es menor. A pesar de esto, el momento antes de empezar cuando el público comienza a llegar a la sala, impone.

P. ¿Dónde actúas más, sobre el escenario o en tu despacho?

R. La interprestación cambia tu forma de ser y cómo te expresas, o a lo mejor es al contrario, y tu forma de ser y de expresarte es lo que te afecta y te ha llevado a hacer teatro. Yo creo que soy un poco teatrero en todos los aspectos de mi vida… pero al final no sé si soy así por el teatro o al contrario. Hay que hacer teatro en muchos aspectos de la vida muchas veces.

P. Aprendes de…

R. De muchas cosas. En el teatro hay mucho compañerismo y trabajo, hay que aprender a ser riguroso porque detrás hay mucha profesionalidad, responsabilidad y compromiso. El teatro te quita miedos y te hace ser más echado "pa' lante", sirve para decirte a ti mismo: ¡yo puedo con esto! Y, al final, uno es capaz de hacer cosas que, si las piensas demasiado, no te atreverías nunca a hacer. Si hace diez años me dicen que iba a estar encima de un escenario bailando y cantando y que, además, iba a invitar a mis colegas de trabajo a verlo, me hubiese reído. Mis compañeros me dicen que esto es una lección vital, una manera de superar las barreras y los límites que muchas veces nos ponemos nosotros mismos. Hay que ver hasta dónde llegan esos límites e intentar superarlos.

eduardo-companeros-teatro.jpg

P. Una manía…

R. No tengio manías. En el teatro sí que hay ciertas dinámicas de grupo previas a la función en la que nos juntamos todos, nos ponemos en corro y decimos un par de frases, casi todas tienen que ver con la típica “mucha mierda”. Esto es obligatorio hacerlo porque son pequeñas manías grupales.

P. Un rasgo de tu personalidad que te define…

R. Diría que me define ser un poco gamberro. Me gusta saltarme las normas de vez en cuando e intentar cosas nuevas. No siempre ir por el camino que está marcado, sino cambiar y derribar barreras.
 
P. Si tu vida fuera una película, ¿cómo se titularía?

R. Todo puede ser interesante.
 
P. ¿Te identificas con algún personaje de los que has interpretado?

R. Enrique Duval, en Danvers, el musical. El personaje es un timador pero al mismo tiempo una persona alegre y seductora. Se toma la vida con ironía, quitándole peso a las cosas. Ese personaje me gustaba y me sentía muy cómodo dentro de él. No sé si yo tengo esa personalidad, pero me gustaría que algunas cosas de este personaje formasen parte de mi vida.
 
eduardo-actor-teatro-(3).jpg

P. ¿Quién es tu referente como actor?

R. Marlon Brando. Siempre he querido recitar el monologo de Marco Antonio en Julio César. Me parece un momento cumbre de la historia del teatro.

También me gusta Robert De Niro, no solo porque es un actor como la copa de un pino, también porque todos los papeles que interpreta son extraordinarios.

P. ¿Algún nuevo proyecto entre manos?

R. El fantasma de Lavapiés. Estrenábamos este verano, pero con todo lo que ha ocurrido está parado. Aun así, seguimos trabajando en ella desde casa leyendo los guiones, pero es un musical que tiene coreografía, canto, interpretación... hay cosas que no se pueden hacer en la distancia. Lo retomaremos cuando la situación mejore.

Descripción imagen
María López Perfil en Linkedin

Periodista de vocación, comienzo a dar mis primeros pasos profesionales en el Departamento de Comunicación de BABEL. Apasionada de la organización de eventos, destino mis conocimientos a su creación y gestión. Me considero fiel creyente de un aprendizaje y evolución constante, que te haga crecer en todos los ámbitos de la vida.

Mas post de María López