Saltar al contenido
Hoy en día, la evolución del negocio se mueve en función de la disrupción de las nuevas tecnologías digitales del mercado. La Administración Pública no es ajena a este proceso y se ve cada vez más impactada por la disrupción de la digitalización, ya sea por la alta propensión del cliente o por la evolución de las tecnologías.

Basta analizar a algunos de los KPI’s recogidos por el Observatorio de Administración Electrónica, para observar que la tendencia en el uso de servicios electrónicos y la transmisión de datos es exponencial.

La evolución social y tecnológica actual hace que, como ciudadanos, estemos modificando nuestras expectativas frente a los servicios e incrementemos el nivel de exigencia, convirtiendo nuestro perfil en el de un consumidor…
perfil-del-consumidorpeque.jpg
Además, España se sitúa entre los países más avanzados en el desarrollo de la Administración electrónica en Europa, ocupando el segundo lugar entre los 28 miembros de la Unión Europea en el índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) 2020 de la Comisión Europea en la clasificación de los países con mejor desarrollo de sus servicios públicos digitales. Encuentra el análisis y los datos más recientes por país haciendo clic aquí.

Y es de destacar que el 82% de los usuarios de internet españoles participan activamente en los servicios de administración electrónica, una puntuación muy superior a la media de la Unión Europea que es del 67%.

Pero la mera existencia de servicios electrónicos no produce eficiencia ni reducción de cargas administrativas, sino que requiere de una modernización de los procesos y la adaptación de los canales para lograr un uso masivo, eficaz, y seguro por la ciudadanía y las empresas exponiendo servicios de mayor valor añadido. Por lo cual, tenemos margen para mejorar y atender las demandas de las distintas Administraciones, y poder ser sus compañeros de viaje en el compromiso de excelencia adquirido por las Administraciones Públicas.

Este proceso de modernización, en Organizaciones en las que sus procesos operativos están soportados con >105 líneas de código y además en unos ecosistemas tecnológicos variados, que generan >1011 de registros en sus bases de datos, nos lleva a plantear escenarios realistas de transformación, entendiendo el proceso de modernización como parte de la inversión realizada durante todo el tiempo pasado, como además respaldan reconocidos analistas. Haz clic para leer el estudio de Gartner.

Debido a todas estas razones, nuestro discurso de modernización pivota alrededor de 3 ejes fundamentales, el proceso, el dato y el servicio.

ejes-fundamentales.png

 

El Proceso

Habitualmente nos encontramos con organizaciones con estructuras tradicionales funcionales, o verticales, que se centran en las necesidades propias y no en las del usuario final, lo que nos lleva a “perder” por el camino una gran cantidad de recursos en actividades que no aportan valor, es decir, caminamos hacia la ineficacia, incrementando considerablemente la burocracia, multiplicando las tareas a realizar.

El propósito final de la gestión por procesos es conseguir que la organización gire alrededor de las actividades que generan valor para el usuario final, independientemente del área al que pertenezcan.
 

El servicio

Entendiendo por servicio, una función que está bien definida, autocontenida e independiente del contexto o estado de otros servicios.Estas características persiguen el principal objetivo de la Orientación a Servicios (mini, micro…) es que la mayor parte de la funcionalidad del conjunto de las TI de una organización sea reutilizable.

Para permitir una adecuada exposición de la lógica de negocio tendremos que llevar a cabo un proceso iterativo de refactorización orientado a servicios.Y así poder llevar a cabo tareas de integración, orquestación y automatización de procesos.
 

El dato

Los grandes volúmenes de datos, con un índice de criticidad más que evidente, y que en muchos casos estás relacionadas con beneficios sociales de la ciudadanía, hace que la continua monitorización de las actividades, junto a la evaluación y difusión de resultados incrementa la satisfacción de los ciudadanos.

De ahí que sean fundamentales las capacidades de Big Data & Analytics, para evolucionar hacia datos únicos, consistentes, no redundantes, interoperables y compartidos entre procesos homogeneizados, simplificados y digitales de principio a fin.


 



Descripción imagen
Luis Rodriguez Ruiz Perfil en Linkedin

Ingeniero Informático, camino de los 20 años de profesión, un auténtico convencido de que la transformación de las organizaciones radica en proporcionar una visión integral que facilite la alineación entre las unidades de negocio y TI

Mas post de Luis Rodriguez Ruiz