Saltar al contenido
José María Díaz estudió Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid. En cuanto terminó la carrera, orientó su futuro al mundo de los recursos humanos. En marzo de 2016 empezó a trabajar en BABEL, como técnico de selección. Un año más tarde, ocupó el cargo de responsable de selección de la oficia de Madrid. José María es, desde la semana pasada, además, uno de los 16 nuevos asociados que acaba de nombrar BABEL.

Aunque pueda parecerlo, el de José María no es un caso aislado en BABEL. Es, más bien, el resultado de la promesa de una compañía que cree en un modelo diferente, y que predica orgullosa con el ejemplo. Una compañía que se sustenta sobre un modelo cooperativista, con socios trabajadores muy vinculados con la compañía, que promueven el crecimiento de la firma y velan por sus valores y señas de identidad con independencia de su perfil profesional.

Este año el número de asociados ha sido superior al de otros, debido al importante crecimiento que ha experimentado la compañía. Los nuevos asociados, que pasarán a ser socios de BABEL en 2022, son: Alfonso Izquierdo (Gerente en Madrid), Vanessa Leite (Gerente en Lisboa), Álvaro Gómez Berdeal (Coordinador en Madrid), José María Díaz (Coordinador de Personas en Madrid), Carlos García Gill (Gerente en Madrid), Humberto Liz (Gerente en Lisboa), Alejandro Cervera (Coordinador en Madrid), Amparo Sanz (Gerente en Madrid), Camille Blanc (Gerente en Casablanca), Carlos Pérez La Villa (Coordinador en Madrid), Javier Sambade (Gerente en Madrid), Sergio Merino (Coordinador en Madrid), Isabel García (Directora de BABEL Cataluña), Fernando Sánchez de Ocaña (Gerente en Madrid), Martín López (Gerente en Sevilla) y Javier Asensio (Coordinador en Madrid).

El acceso a la propiedad es una de las ventajas que BABEL ofrece a sus empleados, un reconocimiento a su actividad profesional dentro de la compañía. Supone el acceso a los órganos de decisión, y una retribución económica adicional en el momento de su paso a socio. Además de recibir una importante cifra de participaciones de BABEL, tienen la posibilidad de adquirir, a lo largo de los siguientes años, participaciones de BABEL a bajo coste y perciben los dividendos que anualmente reparte la compañía.

Para BABEL, incorporar nuevos socios significa que el modelo societario funciona, y lo demuestra incorporando nuevos socios. Según Rafael López, CEO de BABEL, “este modelo nos permite mantener un fuerte crecimiento en negocio y beneficio a lo largo del tiempo”. La incorporación de nuevos socios no es un acto de generosidad, “los nuevos socios hacen que BABEL tenga más valor, y esto es un beneficio para los socios ya existentes”, concluye.

18 años después de su nacimiento, BABEL sigue fiel a su filosofía colaborativa, a un modelo de compañía no como un ente abstracto, sino como el resultado de la suma de las voluntades de todos sus empleados. Equipo y cultura corporativa son los elementos claves de la ventaja competitiva de una compañía con vocación de ser un referente en la prestación de servicios tecnológicos.

Felicidades a todos los nuevos asociados compañeros, que continuarán trabajando como si la empresa fuera suya, algo que ya hacían mucho antes de este nombramiento.
Merce López
Merce López Perfil en Linkedin

Periodista responsable del departamento de Comunicación de BABEL.

Más post de Merce López