Saltar al contenido
También puedes escuchar este post en audio, ¡dale al play!
Recientemente el Banco Central Europeo (BCE) ha decidido aprobar de forma definitiva el lanzamiento del proyecto que dará lugar a la divisa del Euro Digital, comenzando por una investigación que durará 24 meses. Desde BABEL llevamos varios meses dando seguimiento a esta iniciativa debido a la representación que pueda tener el uso del Euro Digital en la sociedad y en la banca tal y como conocemos hoy en día.

Pero antes de nada ¿sabemos qué es el Euro Digital y qué aportará?

El Euro Digital no es una nueva divisa, ni un criptoactivo y ni siquiera dinero bancario. El Euro Digital será como el dinero en efectivo, un dinero puro, público, creado y guardado en el Banco Central. La diferencia cuando alguien paga con tarjeta o en metálico apenas existe, pero es importante cuando analizamos los movimientos de millones de consumidores en los balances de los bancos. Mientras que al realizar un pago con tarjeta o con dinero electrónico este forma parte de la oferta monetaria creada por los Bancos Comerciales, el efectivo podemos calificarlo de "dinero puro" creado como base monetaria del regulador central, en este caso el BCE.

Para entender esto hay que introducir el concepto del multiplicador monetario y creo que la mejor forma de hacerlo es con un ejemplo:
 
  1. Juan ha ganado un premio importante de 10.000 euros que cobra en metálico y cree que lo mejor que puede hacer es depositarlos en su banco en una cuenta.
  2. El banco lo que hace es apartar 1.000 euros en reservas para BCE y el resto los usa para prestarlos a un tipo de interés.
  3. Ahora Paco quiere comprarse una moto y acude a su banco (el mismo que el de Juan) a pedir un crédito de 9.000 euros, cantidad que había ingresado previamente Juan y acude al concesionario con ellos para comprar la moto.
  4. El vendedor del concesionario ahora coge esos 9.000 euros y los deposita en el banco, por lo que volvemos a iniciar la rueda.
El banco por tanto con 10.000 euros físicos consigue ir creando una oferta monetaria mucho mayor y este sistema se sostiene en el tiempo sobre todo gracias a la confianza que los ciudadanos tenemos en el sistema con la Banca Comercial como soporte y el uso que hacemos de todos sus servicios.

Ahora bien, el Euro Digital pondrá a disposición de todo el mundo un nuevo tipo de dinero electrónico y público que será soportado por el Banco Central sin intermediarios.

Pero si el BCE se mete en este follón, ¿qué objetivos persigue con la creación del Euro Digital?
 
  • Pues primero porque el efectivo cada vez se usa menos y así podemos mantener el uso de un dinero igual de puro, soportado por el BCE. En palabras de Christine Lagarde, que asegura que no sustituiría al efectivo, sino que vendría a llenar un vacío y "sería una forma electrónica de dinero del Banco Central accesible a todos los ciudadanos y empresas; en otras palabras, un equivalente digital de los billetes en euros. Proporcionaría acceso gratuito a un medio de pago digital sencillo, seguro y sin riesgos, aceptado en toda la zona del euro. En la era digital, preservaría el bien público que el euro proporciona a los ciudadanos europeos".
  • El segundo objetivo que persigue es tener una política monetaria más eficaz en el futuro, pudiendo utilizar los tipos negativos sobre los euros digitales para permitir tipos de interés significativamente negativos. Esto es una opción que interesa al BCE porque podría necesitar un tipo de interés nominal más negativo para impulsar la economía en una recesión.
  • Otro objetivo pasa por mantener la supremacía del euro, ya que, ante la irrupción de los nuevos tipos de dinero y formas de pago, estamos restando cada vez más peso a los pagos en efectivo (que es realmente el dinero soportado por el BCE).
  • Por último, otro objetivo que se persigue es mejorar la privacidad, seguridad e inmediatez de los pagos digitales.
En la fase de investigación que empieza ahora el BCE deberá resolver cuestiones como el diseño y distribución de la nueva divisa digital. Hasta el momento, se han llevado a cabo experimentos en varias áreas: el libro de registro digital, prevención de blanqueo de capitales, límites a su circulación y acceso al usuario final sin acceso a Internet y con los dispositivos adecuados. Por ejemplo, en España liderado por Iberpay, se realizó una Prueba de Concepto recogida en el informe Smart Money , en la que han participado los 16 principales bancos españoles en lo que serán las primeras pruebas hacia el Euro Digital.

Todas estas pruebas ponen de manifiesto que las tecnologías que predominarán para impulsar el uso del Euro Digital será el Blockchain y la Ciberseguridad.

Con la primera se ha demostrado que tanto la Liquidación de Pago Instantáneo (TIPS) TARGET del Eurosistema con alternativas basadas en blockchain son capaces de procesar más de 40.000 transacciones por segundo (10.000 pagos por segundo en la PoC).

Tal y como dice este mismo informe, también es necesario extender los estándares de ciber-resiliencia de las infraestructuras de los mercados financieros a la nueva plataforma, considerar la ciber-resiliencia en el diseño de las infraestructuras y plataformas, así como incluir los procedimientos técnicos y operativos para hacer frente a ciberataques, que deben incluir la coordinación entre participantes.

Atrás quedarán criptomonedas como Libra de Facebook, que fue lo que marcó el antes y después para arrancar definitivamente esta iniciativa. El BCE comenta que las criptodivisas son volátiles y no están respaldadas por ninguna institución fiable, por lo que esto destaca aún más el papel que tendrá el Euro Digital en la nueva sociedad.

En otros países como China ya están experimentando con un yuan o renminbi digital. Pero también el Banco de Inglaterra, el de Canadá, el Banco de Suecia o la Reserva Federal avanzan con las sus propias divisas digitales.

Desde BABEL pensamos que toda innovación es buena, sobre todo cuando va a aportar una mayor seguridad y respaldo al ciudadano de a pie y va a permitir una mayor inclusión social de estas divisas y medios de pago digitales.

En una encuesta lanzada por el propio BCE queda de manifiesto que el Euro Digital debe priorizarse, sobre todo la protección de la privacidad para ayudar a mantener la confianza en los pagos en la era digital, además de que sea un instrumento rápido, fácil y seguro para sus pagos diarios.

Estaremos atentos a los avances del proyecto y deseosos de participar con nuestros clientes en siguientes fases de investigación y pruebas de concepto para que esta iniciativa vea la luz en 2025.
 
David  Ramos
David Ramos Perfil en Linkedin

Responsable de la Unidad de Negocio de Banca de BABEL.

Más post de David Ramos