Saltar al contenido


Hoy es el cumpleaños de una de nuestras compañeras, y lo vamos a celebrar. Hasta aquí, todo normal, salvo porque lo haremos cada uno desde nuestras casas, a través de videollamada. En plena crisis del coronavirus, el reto es seguir con nuestras rutinas, ahora virtuales, porque tenemos que estar a la altura.
 
Este es un pequeño ejemplo de cómo en BABEL estamos afrontando esta inesperada situación. El teletrabajo se implantó en nuestra compañía hace más de tres años. Antes de la crisis el 30 % de de los empleados teletrabajaba al menos un día a la semana. Hoy lo estamos haciendo el 99 % de la compañía. Para nosotros el teletrabajo no es solo trabajar en casa, forma parte de nuestra cultura y es una filosofía que se basa en la confianza y la responsabilidad. Según Rafael López, CEO de BABEL, este entrenamiento ha sido determinante para afrontar la crisis, “BABEL contaba con la tecnología y la experiencia de teletrabajar. Eso ha permitido la adaptación a trabajar de manera remota inmediatamente”.  En este proceso ha sido fundamental el apoyo de nuestros clientes, “nos han permitido continuar con nuestra actividad telemáticamente: trabajos sobre plataformas colaborativas, acceso a entornos remotos, empleo masivo de videoconferencias...”.
 
“Estos días también nos estamos enfrentando a dificultades. Los principales problemas se han producido en algunos clientes en los que no se tenía la plataforma tecnológica para trabajar en remoto o no estaba previsto desde un punto de vista administrativo. Eso ha dificultado el inicio del teletrabajo, pero ha sido en muy pocos casos. Afortunadamente, la buena voluntad de todas las partes ha permitido resolver las dificultades con gran velocidad”, explica nuestro director general. 
 
Para mantener la estabilidad del negocio se han tomado medidas inmediatas con el objetivo primordial de mantener el empleo y estirar el mayor tiempo posible una situación económica de beneficios suficientes para soportar los costes empresariales. “En esa línea hemos realizado recortes en todas aquellas inversiones que no eran imprescindibles para el mantenimiento del negocio o que no tenían un beneficio inmediato. También, para las personas que se han ido quedando desasignadas, hemos realizados esfuerzos para conseguir nuevas asignaciones en otros clientes y utilizar las vacaciones como mecanismo de ahorro inmediato de costes. Eso sí, en las oficinas con una rentabilidad razonable, por ejemplo en España, estas vacaciones por desasignación se costean  al 50% entre la empresa y el trabajador. En otras oficinas eso no es posible porque su situación de rentabilidad no lo permite”, aclara Eduardo Martín, director de Medios de BABEL.
 
La comunicación está jugando un papel determinante en este momento, se han tenido que definirse a marchas forzadas nuevas pautas para establecer una comunicación fluida y transparente con todos nuestros empleados. En todas las direcciones, para que cada uno dentro de su equipo conozca cuáles son los objetivos, las prioridades… Recibir información de nuestro CEO todas las semanas está ayudándonos a resolver muchas dudas y preocupaciones. Además estamos constantemente conectados con nuestros equipos, gerentes, directores… Estar distanciados físicamente no significa que no podamos estar más cerca que nunca, y reforzar nuestros valores y cultura

Nuestro departamento de Personas continúa, desde el primer día que el Gobierno decretó el confinamiento, con sus procedimientos habituales: Incorporaciones, onboarding, entrevistas… todo a través de videollamadas. Seguimos incorporando a profesionales a nuestro equipo, pese a las dificultades que estamos atravesando. Son momentos en los que estamos descubriendo muchas habilidades, no solo tecnológicas, también organizativas, emocionales, creativas… Está surgiendo un equipo distinto, mejor y más cohesionado
 
Pero en esta guerra nuestra mejor arma está siendo la tecnología, y el departamento de IT, un pilar básico. Según Eduardo Martín, director de Medios de BABEL, “se ha trabajado en tiempo récord para asegurarse de que tanto el ancho de banda del que disponíamos como la capacidad de conexiones VPN concurrentes y demás sistemas de conexión con nuestros clientes eran suficientes para soportar un escenario de teletrabajo total”. David Tapiador, responsable del Departamento de IT de BABEL, cree que se puede aprender varias lecciones de esta crisis,desde la actitud positiva y compromiso de todos los compañeros, hasta la satisfacción de poder ayudar a nuestros clientes a implantar el teletrabajo con éxito y contrarreloj. Para el equipo de IT está siendo muy gratificante comprobar que todo está funcionando correctamente”. 
 
Nuestro director de Medios considera que “esta situación nos va a poner a todos los pies en el suelo, vamos a ser conscientes de la vulnerabilidad y de lo valiosa que es nuestra sociedad privilegiada. Quizá dejemos de ser tan exigentes con los demás y empecemos a ser más comprensivos con las personas de nuestro entorno. Y en términos de negocio esto va a ser un antes y un después en la forma en la que se práctica nuestra actividad, y eso abre un mundo nuevo de oportunidades”. En esta última idea coincide Rafael López, director general de la compañía, “estamos viviendo lo que puede ser el inicio de un cambio de paradigma en cuanto a la ubicación de los trabajadores. Obviamente, esto no podrá ser aplicado a todos los sectores, pero sí en muchos. Este transformación nos llevará a una mayor deslocalización y globalización, pero además ayudará a hacer más sostenibles nuestras ciudades y a cuidar el medio ambiente”. 
 
En BABEL ya estamos pensando en el momento en el que todo regrese a la normalidad. Mientras, mantenemos la calma y aceptamos esta situación como un reto que nos hará distintos, esperamos que más fuertes, empáticos y unidos

“La mayor amenaza para la humanidad no es un misil ni una bomba nuclear, sino un microbio que pueda provocar una enfermedad infecciosa”

Lo dijo Bill Gates en 2015

Descripción imagen
Merce López Perfil en Linkedin

Soy Responsable del Departamento de Notoriedad y Comunicación de BABEL. Siempre en continuo aprendizaje y formación, el periodismo es mi pasión. Marketing digital, redes sociales,  nuevas tecnologías… y mucho trabajo en equipo son las herramientas para conseguir mi objetivo final: comunicar.

Mas post de Merce López