Passer au contenu
Vous pouvez également écouter ce post en audio, appuyez sur play!
La importancia de las personas y la relevancia de la psicología para conseguir un estado emocional óptimo está de manifiesto en muchos ámbitos del trabajo. En el deporte de alta competición podemos constatar un gran número de ejemplos, en los que es una herramienta orientada a la mejora continua. ¿Es esto aplicable también a la gestión de proyectos tecnológicos?

Nos centramos en el triángulo de hierro: alcance, tiempo y coste, y olvidamos la parte humana de nuestro trabajo, la influencia de las emociones en las situaciones. Somos personas que se relacionan con personas para lograr un objetivo común.

Las personas y su estado emocional influyen directamente en la ejecución de nuestro trabajo. Cultura de empresa, filosofía, organización o cualquier otro de los términos existentes marcan la gestión emocional de los proyectos.

Las personas, mediante la tecnología, generamos negocios, servicios y cubrimos las necesidades de otros individuos que son nuestros clientes. Las personas son el principal activo de cualquier organización. Sus ideas, su creatividad, su confianza y su motivación producen proyectos de éxito, con independencia de su complejidad.

¿Cómo optimizamos nuestro triángulo de hierro? Envolviendo el mismo de las necesidades de las personas que participan en el proyecto. Para ello, aplicamos las siguientes técnicas que forman parte de nuestra cultura empresarial (aunque no siempre sepamos el nombre de las mismas).
 

Agile

Scrum, Kanban, Lean o cualquiera de sus variantes ayudan en la generación de valor. Es imprescindible cumplir con sus principios y de ellos cabe destacar para los objetivos anteriores la comunicación y transparencia. Comunicar las necesidades para conseguir éxito de grupo.
 

Gestión de expectativas

Demos, presentaciones, reuniones y prototipos identifican el estado de las necesidades de los stakeholders. Son el diván del equipo. La calidad de tu proyecto se mide en base al cumplimiento de expectativas de las personas que participan en él.
 

Neuroliderazgo

Según Henry Mintzberg, “el neuroliderazgo se centra en cómo los individuos toman decisiones y resuelven problemas en un ambiente social específico...”. Los proyectos requieren de liderazgo basado en emociones y una constante resolución de conflictos.
 

Psicología positiva

Los proyectos tienen su propia psicología, a la que aportamos todas las personas que formamos parte, hagámoslo en positivo. Según Seligman, la psicología positiva enfatiza la comprensión y la construcción de las cualidades del individuo, como el optimismo, el coraje, la ética del trabajo y la habilidad interpersonal.
 

Eneagrama

¿Qué eneatipo tiene tu proyecto? Dado que todos miramos el mundo con las gafas de nuestro número, nuestro proyecto lo hereda según las personas que trabajamos en él. Saquemos partido común de todas los puntos de vista.

La aplicación de estas técnicas es un proceso de crecimiento profesional y personal cuyo objetivo es conseguir un buen equipo.

¿Qué es un buen equipo? Aquel que consigue sus objetivos, inclusivo con todos los stakeholders, respetando su capacidades, basado en la confianza mutua y en el ownership de los proyectos. Este es nuestro equipo.
Comunicación BABEL
Comunicación BABEL Perfil en Linkedin

Somos el departamento de Comunicación de BABEL, y nos encargamos de desarrollar la estrategia de comunicación y la identidad corporativa de nuestra organización.

Plus de posts par Comunicación BABEL