Media  //  Blog  //  Noviembre 2019  //  Por qué elegimos ir a la Luna -esto no va de Tecnología, va de Personas

Por qué elegimos ir a la Luna -esto no va de Tecnología, va de Personas

We choose to go to the Moon in this decade, and do the other things, not because they are easy but because they are hard . - John Fitzgerald Kennedy

 
Qué gran frase… y qué inspiradora. 

John Kennedy, era por aquel entonces (1960) el presidente de los EEUU y estaba planteando un reto a su nación, a todo su pueblo, para entre todos conseguir un logro que estaba completamente fuera del alcance teórico de la tecnología de la época y probablemente del pensamiento razonable de cualquier persona en ese momento. 

¿Y era realmente necesario?  En mi opinión, claramente no. Los problemas sociales, económicos y políticos de la época (el racismo, la guerra fría, la economía) necesitaban también de soluciones más a corto plazo que probablemente también formaban parte de la agenda de Kennedy, y sin embargo, lo que ha trascendido, lo que sigue siendo vigente a día de hoy, es este mensaje sobre la Luna.

¿Y por qué ha trascendido? Quién sabe. Puede que porque al final se consiguió, puede que porque asesinaran a Kennedy y eso le convirtiera en un icono, puede que ... Pero a mí me gusta pensar en algo más profundo. A mí me gusta pensar que esto ha trascendido porque lo que realmente quería transmitir Kennedy a su nación era un mensaje de liderazgo mundial, un mensaje de que todo era posible si se tenía la suficiente determinación, un mensaje de que los sueños realmente se pueden alcanzar. Y eso es universal, intemporal.

¿Y qué tiene que ver esto con BABEL?  Todo
Cuando decidí incorporarme en BABEL, en septiembre de 2007, lo hice, no por un mejor sueldo.  Tampoco me vine porque las oportunidades de negocio fueran mejores que las que tenía en mi antigua empresa (que por entonces no lo eran). Me vine porque me convencieron de que se estaba construyendo una compañía diferente, donde la imaginación, la osadía, la materialización de las ideas, vinieran de donde vinieran, eran tan importantes como crecer y ser rentables. Ni más ni menos. Eran igual de importantes.

Creo que hasta la fecha lo hemos logrado (habrá opiniones para todos los gustos), pero ahora empezamos a ser una empresa realmente grande, y vemos como nuestro universo particular comienza a cambiar. Los problemas a los que nos enfrentamos por el crecimiento y la complejidad que éste lleva aparejado son una realidad a día de hoy. Pero para mí el sueño permanece intacto. Yo quiero que cuando BABEL tenga 10.000 personas siga siendo ese lugar amable, donde el compañerismo, la educación y la solidaridad sean tan palpables como el rigor, la profesionalidad, el crecimiento y la rentabilidad. Pero esto solo será posible si todos remamos en la misma dirección, si todos compartimos los mismos objetivos, en definitiva, si todos creemos en ese sueño.

Desde mi posición de Director de Medios, éste es quizá mi principal objetivo, y yo y todo mi maravilloso equipo tenemos siempre en mente que el espacio que queremos crear tiene que cumplir esa doble meta: la vital y la económica. Es una meta realmente difícil pero... We choose to go to the Moon not because it is easy but because it is hard.
 
Comentarios:
Esta publicación no tiene comentarios.
 Security code