Saltar al contenido
La covid-19 ha hecho que muchas empresas hayan tenido que adaptar su metodología existente a la nueva situación sanitaria, cambiando la habitual formar de trabajar en la oficina para aprender a trabajar en casa. Esto hace que algunas familias se planteen su lugar de residencia, ya que los dispositivos electrónicos permiten trabajar desde cualquier lugar del mundo. Así le ha ocurrido a nuestro compañero Ricardo Arriba, program manager, quien junto a su mujer Bea y su hija Gabriela han decidido aprovechar esta situación laboral para cambiar el rumbo de sus vidas y poder vivir por primera vez donde realmente quieren.

Ricardo  contó su experiencia en las páginas de El Norte de Castilla, de cómo ha pasado de vivir en grandes urbes como Madrid, su ciudad natal; o Boston, una ciudad con 694.583 habitantes donde ha residido durante un año y medio; a un pequeño pueblo de Castilla y León llamado Fuenteguinaldo, de unos 600 habitantes.

Uno de los motivos de peso para este cambio, fue pensar en el bienestar de su hija Gabriela de tan solo cuatro años. “Pensamos: Si el colegio cierra y hay que volver a casa, tenemos el pueblo”. Mi hija ha vivido el colegio de Madrid, el de Estados Unidos y ahora un centro rural que creo que es ideal para una niña pequeña, por eso hemos decidido una aventura más” relata Ricardo. Para él, la tranquilidad y felicidad que transmite el pequeño pueblo de Fuenteguinaldo se refleja en su hija, “creo que aquí es mucho más feliz y se relaciona mucho mejor con los demás; nosotros también estamos muy a gusto”, añade el madrileño.

A pesar de que el entorno rural es muy diferente del que estaba acostumbrado a vivir, a Ricardo no le importa el cambio, ya que en el pueblo tiene tiempo para trabajar y disfrutar de sus aficiones y de su familia, algo que en Madrid a veces no tenía.

Mientras que la situación se mantenga y el trabajo se pueda desempeñar desde casa, Ricardo y su familia seguirán viviendo en el pueblo. Hasta ahora ha podido realizar su trabajo con total normalidad por lo que esta satisfacción también influye en sus planes de futuro. “La vida no es cuestión de dinero, se trata de buscarte un sitio”. A día de hoy, creen que el suyo está en ‘Guinal-do mío’, como dicen los vecinos de la comarca.

Puedes leer el artículo completo haciendo clic en este enlace.
 
Descripción imagen
María López Perfil en Linkedin

Periodista de vocación, comienzo a dar mis primeros pasos profesionales en el Departamento de Comunicación de BABEL. Apasionada de la organización de eventos, destino mis conocimientos a su creación y gestión. Me considero fiel creyente de un aprendizaje y evolución constante, que te haga crecer en todos los ámbitos de la vida.

Mas post de María López