Saltar al contenido
También puedes escuchar este post en audio, ¡dale al play!
Como todos sabemos, optimizar nuestro CRO provoca un impacto directo en nuestra tasa de conversión. Nuestro objetivo final es siempre obtener más conversiones con la misma cantidad de tráfico.

Partiendo de la base de que tenemos un alto grado de información, conocemos a nuestros clientes y sabemos cual es nuestra propuesta y cómo trasladarla a nuestro producto, debemos centrarnos en defender nuestra propuesta de valor y disipar los miedos, incertidumbres y dudas de nuestros usuarios.

Un diseño bien concebido para convertir, además de resolver los miedos, se apoya en una serie de buenas prácticas y principios de diseño y marketing. Aquí os dejamos las 12+1 buenas prácticas, que como diría Ángel Nieto, ayudarán a optimizar tu conversión.

 

1. Principio de Pareto

Un 20% de las variables genera el 80% de los efectos, de ahí que haya que identificar los elementos fundamentales que nos permitirán conseguir esto. Por tanto, debemos centrar nuestros esfuerzos donde realmente se producen resultados y así ahorrar tiempo y dinero.
 

2. Visual atractivo

Un diseño de interfaz agradable suele ser percibido como más usable, aunque no lo sea. De ahí la importancia del diseño para generar empatía y percepciones positivas sobre nuestro producto.
 

3. Ley de Hick-Hyman

Enfrentar al usuario al menor número de opciones posibles es siempre un principio de éxito. Si ofrecemos a las personas un gran número de estímulos u opciones, dedicará más tiempo en interpretar todas sus posibilidades y, por lo tanto, tardará más en tomar una decisión. Menos es más.
 

4. Pirámide invertida

Debemos centrarnos en presentar la información desde lo más relevante a lo menos. Debemos prestar especial atención a la organización de la información en nuestro interfaz, así como a priorizar y jerarquizar los contenidos más importantes en las zonas más sensibles para su lectura.
 

5. Reducir la carga cognitiva

A menor densidad/ruido visual, mayor comprensión. Debemos centrarnos en lo importante y reducir todo a su calidad esencial y lograr la simplicidad, haciendo que los elementos respiren y faciliten su identificación. Volvemos al menos es más.
 

6. Principio de escasez

Es un disparador que suele obtener una reacción rápida. El comportamiento del ser humano responde a estímulos muy concretos y tiende a valorar más aquello que apreciamos como escaso o limitado, como puede ser una oferta limitada, bien por tiempo, por número o bien sea una información exclusiva.
 

7. Efecto Veble

Algo que contraviene las normas llama de por sí la atención, y si las normas que se contravienen son las de la economía, al ser humano le resulta todavía más interesante. Para determinados productos / artículos se cumple la premisa de que cuanto más elevado sea un precio, más demandado tendrá, lo cual se percibe como un mejor producto. Son artículos que además de satisfacer una necesidad, satisfacen la representatividad y el estatus.
 

8. Adecuación

Debemos dar pistas al usuario, ser intuitivos para que deduzca la funcionalidad de forma inequívoca. Por ejemplo, si algo es un botón y queremos que el usuario interaccione con él, démosle forma de botón. Estamos en un mundo donde el ego del diseñador intenta anteponerse al sentido común.


9. Revelación y desglose progresivo

Ofrezcamos la información de forma dosificada para evitar carga cognitiva. Debemos olvidarnos de la leyenda urbana de los 3 clics; si ofreces contenido de calidad y lo ofreces de forma más que razonable, el usuario interactuará las veces que necesite para conseguir su premio.


10. Jerarquización

Ofrece información relevante y ubícala en las zonas visualmente más importantes. Permite que de un vistazo se pueda escanear la información relevante de nuestra interfaz. Juega por tanto con los pesos, la ubicación de los elementos, los tamaños… pero todo con consistencia y coherencia visual.


11. Superioridad de la imagen

Los elementos visuales se recuerdan con mayor facilidad. Si bien las fotografías tienen un gran potencial para mejorar la experiencia del usuario, una mala o descuidada utilización de las mismas puede tener el efecto contrario.

Evita por tanto, provocar desconfianza en el usuario, trasmitir poca profesionalidad o entorpecer la interacción y exploración visual, todo ello penaliza la experiencia.

Para conseguir un uso óptimo de las imágenes estas deben verse claramente, parecer creíbles, impactar en el comportamiento del usuario, dirigiendo la mirada, incitando…

Las imágenes tienen una gran capacidad para comunicar y evocar emociones por tanto, no hay que olvidar que generar percepciones positivas sobre nuestro producto es fundamental.


12. Ley de la prueba social

Nuestro comportamiento no siempre es racional, y en él actúan muchos determinantes que actúan a un nivel no consciente. Tendemos a clasificar un comportamiento como “adecuado” o “correcto” si una masa crítica de personas lo considera correcto. Aprovecha lo comúnmente aceptado sin cuestionarlo.


12+1. Neuromarketing

Conocer las respuestas no conscientes de las personas es lo que buscan las técnicas de neurociencia que se aplican al neuromarketing. Se busca conocer qué sienten las personas, cuál es la huella emocional que dejan los productos cuando se utilizan, qué niveles de percepción o de efectividad otorgan los mensajes, interfaces… qué construimos.

Se fundamenta en relacionar causas con efectos, proporcionando información tanto cualitativa como cuantitativa y recogida por el uso simultáneo de diferentes tecnologías como Encefalógrafos, Eyetracking, Dermosensores o Análisis de expresión facial.

Por tanto, el mirar dentro de las personas para actuar mejor por fuera es un factor que se suele dejar de lado cuando se conceptualizan y diseñan experiencias. No nos paramos a pensar que más del 95% de las decisiones de compra son tomadas por nuestro cerebro inconsciente y por tanto, comprender como funciona la mente humana nos hace estar más cerca de las personas.

BABEL lleva más de 15 años apostando por el UX, con sólidas referencias en grandes clientes y con un potente equipo profesional que apuesta por enfoques centrados en las personas donde las filosofías Design Thinking complementadas con técnicas de neuromarketing se sincronizan a la perfección.
 
José Luis  García López
José Luis García López Perfil en Linkedin

Head of UX. Manager del área Servicios en BABEL.

Más post de José Luis García López