Saltar al contenido




La tecnología se ha convertido en una herramienta esencial para transformar los negocios y diferenciarte en un entorno global competitivo.

Pero las grandes organizaciones enfrentan numerosos retos para poder sacar realmente partido de esta promesa:

  • Habitualmente, tienen un alto volumen de proyectos y numerosos sistemas que operar y mantener.
  • No se dispone de suficiente tiempo para innovar.
  • Dificultad para encontrar un número suficiente de personas cualificadas, en un entorno de incremento de salarios y costes.

Además la tecnología está evolucionando día a día, aportando muchísimas opciones para abordar los desarrollos de aplicaciones y sistemas y entre todo este panorama… hay que elegir:

  • Plataforma tecnológica
  • Arquitectura
  • Dispositivos
  • Proveedor

Para rematar, la industria de desarrollo software es altamente artesanal. E incluso presumimos de este carácter artesanal, en un contexto donde los grandes proyectos de outsourcing y externalización offshore no han conseguido demostrar, en la mayoría de los casos, las eficiencias y productividades prometidas (parece que conocimiento, personal cualificado y cercanía con el cliente, son más decisivas en la generación de productividad y calidad y, por ende, en mejorar la eficiencia, que el debate sobre tarifa – hora, más baja en offshore, pero con poca generación de valor).

En este contexto surge Low-Code. Low-Code va de aplicar automatización y utilidades aceleradoras de valor, para ayudar al desarrollador a implementar software de forma ágil y eficiente.

De forma que la ecuación:

Conocimiento + personal cualificado + cercanía (nearshore) + Low-Code.

Se convierte en una receta de éxito inigualable.

Y BABEL, como partner de la plataforma líder en Low-Code, Outsystems, quiere contribuir a lograr los retos de transformación de grandes organizaciones, aportando productividad y eficiencia.

Descripción imagen
Pablo Argaiz Perfil en Linkedin

Soy Ingeniero de Telecomunicación y cuento con una dilatada experiencia en consultoría tecnológica y de procesos. Considero apasionante la diversidad de clientes y proyectos, y la continua evolución y reinvención a la que nos obliga la consultoría, para estar al día de cómo podemos ayudar a nuestros clientes a ser mejores. Y tengo una obsesión: promover (predicando con el ejemplo) entornos donde el trabajo en equipo, la generosidad y el compromiso, formen parte de la cultura del compañía.

Mas post de Pablo Argaiz