Saltar al contenido
También puedes escuchar este post en audio, ¡dale al play!
Si conoces el sector aeroportuario y hablas de ENAIRE, rápidamente se te vienen a la cabeza otras organizaciones como AENA o AESA, además de operadoras aéreas como Iberia, Vueling, Air Europa... Compañías que, a pesar de ser diferentes, conforman dicho sector.

Analizando el papel de cada una de las organizaciones podemos decir que:
 
  • AENA tiene como objetivo la gestión de las infraestructuras, siendo actualmente el primer operador aeroportuario del mundo por número de pasajeros. Desde 2015 cotiza en bolsa y tiene una configuración accionarial del 51% ENAIRE y 49% Free Float. En 2019, AENA fue el operador aeroportuario europeo con mayor volumen de pasajeros, 293,4 millones. Le siguieron Aéroports de París, con 108 millones; TAV Airports, con 105; Heathrow Airport Holdings, con 80,9; Schiphol Group, 80,5; y Fraport, 70,5.
  • AESA (Agencia Europea de Seguridad Aérea) es la piedra angular de los planes de la Unión Europea para establecer y mantener un nivel elevado y uniforme de seguridad de la aviación civil en Europa y, por supuesto, fuera de ella. Los objetivos adicionales de la agencia consisten, entre otras cosas:
  1. Garantizar un nivel elevado y uniforme de protección medioambiental
  2. Facilitar la libre circulación de mercancías, personas y servicios
  3. Fomentar la rentabilidad en los procesos de regulación y de certificación
  4. Evitar duplicaciones a nivel nacional y europeo
  5. Asistir a los Estados miembros en el cumplimiento de sus obligaciones, en virtud del Convenio de Chicago
  6. Promover los puntos de vista comunitarios respecto a las normas y reglas referentes a la seguridad de la aviación civil
 
  • ENAIRE se define como proveedor de servicios de navegación aérea, cuyo objetivo es proporcionar dichos servicios con seguridad, calidad, eficiencia y respeto hacia el medio ambiente. Actualmente da cobertura a 2,2 millones de km, gestionando así el espacio aéreo más extenso de Europa a través de 5 centros de control (Madrid, Barcelona, Sevilla, Palma de Mallorca y Canarias) y 22 (ATS) aeródromos de control de tránsito y 48 (CNS) para servicios de mantenimiento, de los cuales 5 de ellos poseen el mayor tráfico aéreo de España.
La creación de ENAIRE surge como solución a la decisión de separar la navegación área de la de los aeropuertos, con el objetivo de crear una estrategia común de espacio europeo denominado Cielo Único Europeo.

El Cielo Único Europeo hace que se extreme la competencia, las exigencias sobre la seguridad y la normativa. Además de este espacio común, otro factor determinante serán los nuevos actuantes en dicho espacio. Unos actuantes que aparentemente forman parte de un futuro lejano, pero no es así, ya que existen normativas y pruebas avanzadas al respecto, como son Drones, Taxis-Voladores, etc.
 
BABEL colabora muy estrechamente con el departamento de comunicación de ENAIRE desde hace más de cuatro años, alineándose totalmente con la estrategia de la compañía en un momento tan importante como era la creación de la nueva marca. Un hecho que coincidió con el proceso de digitalización y modernización de todos sus canales de comunicación de acuerdo con la hoja de ruta marcada por su Plan Estratégico.

Desde los inicios, el objetivo fundamental fue el desarrollo de una web dinámica, orientada a potenciar sus servicios con un diseño moderno y ligero que identificara su nueva marca y que se acercara al ciudadano, manteniendo criterios de accesibilidad y usabilidad. Al mismo tiempo, como proveedor destacado de navegación aérea, tenía que mostrar una sólida experiencia en los servicios que ofrecía y los valores de la nueva marca, que le hiciesen capaz de competir a escala internacional.

Este plan de comunicación tiene dos medios fundamentales: Nube, como punto de encuentro de sus empleados y la web de ENAIRE, como punto de información al exterior.

Nube se lanzó para dar respuesta a las necesidades de los más de 4.000 empleados de ENAIRE dispersos por toda la geografía española. De esta forma pretendían crear un entorno colaborativo entre todos los empleados ya que la mayoría de ellos estaban ubicados en centros y torres de control de tráfico aéreo y, en general, desconectados de la información corporativa y con poco sentimiento de vinculación a la nueva marca.

Sin embargo, la web de ENAIRE tenía como objetivo difundir la nueva imagen de marca que dentro de los planes estratégicos se había definido. Una imagen que permitiera abordar los retos actuales y futuros previstos en el nuevo espacio aéreo, respondiendo así a la imagen de entidad pública dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Para conseguir estos objetivos, BABEL ha propuesto y desarrollado distintos diseños, así como planes de comunicación. Apoyados en la utilización de técnicas de medición, tanto tradicionales y otras de última generación, permiten valorar el impacto de estos mensajes, pudiéndolos adaptar continuamente y alinear los objetivos de ENAIRE a su mercado, tanto interno como externo.
 
 
Isabel Reina Díaz
Isabel Reina Díaz Perfil en Linkedin

Con vocación por el mundo comercial informático, realicé el Máster de Informática de Gestión para aumentar mi especialización. Actualmente, cuento con más de 20 años de experiencia trabajando desde distintas posiciones y compañías de diferentes tamaños y sectores (Multinacionales, Nacionales, Fabricantes o Empresas de Consultoría y Servicios), lo que me permite tener una visión global del sector.

Más post de Isabel Reina Díaz