Saltar al contenido

La nueva realidad que estamos descubriendo tras el confinamiento nos ha obligado a reinventarnos, en todos los sentidos, también en lo laboral. El trabajo es algo que ocupa un tercio de nuestros días y, en mi caso (me imagino que en el de casi todos), las sensaciones en estos últimos meses han sido, en ocasiones, contradictorias.

Me considero un afortunado por haber podido teletrabajar estableciendo mis tiempos propios en los momentos de tranquilidad, lo que me ha facilitado la reflexión tanto a nivel personal como profesional. He podido pensar en nuevas ideas y en la forma de desarrollarlas, o simplemente aprender a organizarme a la hora de sacar el trabajo desde casa.

Dicho esto, no puedo evitar pensar en los quebraderos de cabeza que he tenido en ocasiones durante estos meses para producir vídeos sin poder grabar absolutamente nada. Estoy hablando, como no, del uso de nuestros queridos bancos de imágenes gratuitos.

Estas cuevas en el abismo, a pesar de ser un recurso muy útil, en ocasiones pueden frustrar al editor cuando busca planos de vídeo muy concretos. Por ejemplo, imagina que necesitas un plano en el que dos personas se den un beso. ¿Te parece fácil? Inténtalo si tienes valor. Por otro lado, en ocasiones, tanto el guion como la voz en off requieren de unas imágenes demasiado, mmm, como decirlo…abstractas: “Hemos conocido nuestros miedos, y nuestras fortalezas. Lo que es importante, la esencia”. Enserio, es todo un reto.

En otro punto, al no realizar eventos, la creación de nuevos contenidos ha sido difícil, ya que por mucho que sea editor, está claro que colaboro en la creatividad con mi equipo y con otros departamentos (que aburrido estaría si no fuera así). En algunos momentos nos hemos vuelto locos para crear nuevas iniciativas, aunque he de decir que en mi opinión lo hemos solventado bastante bien.

Hemos intentado tratar esta crisis con respeto, sin mirar para otro lado, pero tratando de aportar información o incluso entretenimiento, a través de nuestros contenidos en vídeo, redes sociales, blog...

A pesar de todas estas dificultades, he de decir que tanto a mi como a mi equipo nos han servido para redescubrirnos a nivel profesional y demostrarnos que poniendo nuestros esfuerzos sobre la mesa y trabajando juntos se pueden comunicar muchísimas cosas incluso con una pandemia de por medio.

Descripción imagen
Daniel López Perfil en Linkedin

Comunicador audiovisual, diseñador, fotógrafo, videocreador y todo lo que se me ocurra. En BABEL, el aprendiz del Departamento de Comunicación.

Mas post de Daniel López