Saltar al contenido
Con la entrada en vigor del Real Decreto 1112/2018, de 7 de septiembre, sobre accesibilidad de los sitios web y aplicaciones para dispositivos móviles del sector público todo el sector público está obligado a realizar revisiones periódicas del cumplimiento de los requisitos de accesibilidad, tanto a lo largo del proceso diseño y desarrollo, como con la puesta en funcionamiento de sus sitios web o aplicaciones para dispositivos móviles.

La primera revisión de accesibilidad para sitios web deberá realizarse antes del 21 de septiembre de 2020 y para aplicaciones para dispositivos móviles antes del 20 de septiembre de 2021. Teniendo presente que las webs tendrían que ser accesibles, nos queda menos de dos meses para actualizarlas.

Queda mucho trabajo por realizar, todavía existen webs de la administración pública que continúan funcionando con internet explorer.

Eso produce una brecha de accesibilidad considerable pues los nuevos navegadores ya traen muchas mejoras de accesibilidad siendo internet explorer el menos usable y por lo tanto el menos aconsejable.

En etapas anteriores la OADIS era la encargada de recibir la queja del usuario, enviarla al propietario de la web, recibir la contestación, enviar al usuario la respuesta del dueño de la web y comunicarte que lo seguirán sin concretar nada, pues la facultad sancionadora antes, actualmente no, era función del ministerio de economía. En la actualidad se ha modificado el real decreto para que sea cada autonomía la que tenga una oficina.

Por suerte todo esté lio se solucionará con la entrada en juego de la Unión Europea, ya las sanciones no se las pondrá la administración a la misma administración.

A la hora de realizar un análisis de accesibilidad, el editor de la web pasa un validador automático y si este no te da errores la web esta perfecta, lo cual es un gran error, ya que un validador ayuda pero no te da el 100% de accesibilidad, solo aporta el 15% de un análisis completo.

Por ejemplo en una imagen con texto alt=”aaaaaaaa” un validador automático te dirá que es válido porque en la imagen existe un texto alternativo pero ¿es correcto?, no. Por eso precisas una revisión manual.

A continuación, mencionamos una serie de aspectos a tener presente aparte de la revisión manual:
  • Ten presente la estructura de la web, no saltes de un encabezado <h2> a <h4> sin <h3>, para dar formato ya existe el CSS.
  • Usa si puedes una fuente Arial, Book Antiqua, Comic Sans MS, Georgia, Courier New, Tahoma, Times New Roman, trebuchet MS, Verdana, no justifiques el texto, siempre que puedas alinéalo a la izquierda, el tamaño de la fuente usa 15px aunque ya existen web con mayores tamaños.
  • Si tienes que usar el texto alternativo, piensa en lo que le dirías a un amigo tuyo en 140 caracteres.
  • Evita el background: FFFFFF el blanco absoluto es contraproducente usa #F6F4F4.
  • Si tienes que usar un video revisa el subtitulado, la IA de YouTube solo acierta un 90% de las ocasiones y tener un video con un mal subtitulado perjudica mucho la imagen.
  • Subraya los enlaces, las personas con un problema de visión leve lo agradecerán.
  • Revisa el foco, si al usar el tabulador no llegas a todos los elementos, algo tienes mal.
  • El espaciado entre líneas es muy importante si puedes, usa la propiedad CSS letter-spacing con un espaciado entre líneas de 0.1em (las WCAG 2.1 determinan esto en el CSS, line-height: 1.5em, margin-bottom: 2em, letter-spacing: 0.12em, word-spacing: 0.16em).
Estos ocho puntos son los que más suelen pasar por alto los revisores automáticos de accesibilidad. Debemos tener presente que la accesibilidad no es solo para el usuario ciego y centrarse solo en este tipo de usuario es un grave error.
 
Es cierto que el mayor usuario de internet es ciego, se llama Google pero el objetivo de una web perteneciente al sector público es llegar al mayor número de conciudadanos.
 
Descripción imagen
Álvaro Domingo Zurdo Perfil en Linkedin

Técnico experto en Accesibilidad de contenidos web. En mi amplia experiencia profesional de más de 12 años, destacaría mi paso por Ilunion y mi actividad en la Cátedra de Tecnología y Accesibilidad UNED-Fundación Vodafone.

Mas post de Álvaro Domingo Zurdo