Saltar al contenido
Hace más de 20 años que se usan servicios de teleasistencia, como el botón rojo (SOS) o las llamadas de sanitarios o servicios sociales. Sin embargo, hay una serie de motivaciones que existen desde hace tiempo y que están fomentando el despliegue de estos servicios. La crisis sanitaria acelerará estos procesos:
  • En España hay más de dos millones de personas mayores solas con más de 65 años.
  • Una mayor habilidad y familiarización de las personas mayores con los dispositivos y servicios digitales. Reducción de costes sanitarios debido a las acciones preventivas que disminuyen el número de emergencias, ingresos y consultas de atención primaria.
  • Un despliegue consolidado de redes de telecomunicaciones a nivel nacional y el uso del 5G.
  • Consolidación de plataformas técnicas para la interconexión y el tratamiento masivo de datos en tiempo real.
El valor diferencial de los nuevos servicios vendrá dado por facilitar una oferta integrada que cubra los siguientes aspectos: asistencia a distancia, atención personalizada, acompañamiento continuo y que el usuario se sienta un sujeto activo con los servicios y plataformas. Estos servicios base serán:
  • Asistencia médica. Basada en un servicio de videoconsulta con disponibilidad 24h, acceso a una red amplia y especializada de servicios médicos, cita médica online y seguimiento médico personalizado e integración con servicios sociales públicos.
  • Emergencia. Activado del SOS por el paciente (bien desde el móvil o desde wearables), permite un seguimiento en línea y el envío de asistencia o personal sanitario si fuera necesario.
  • Seguimiento remoto. Disponible tanto para personal especializado como para cuidadores personales que quieran o necesiten saber en tiempo real el estado de cada persona.
  • Posicionamiento. Servicios que permiten conocer cuál es la ubicación de una persona y definir avisos y alertas (evitar situaciones de riesgo) que lancen acciones cuando se aleje una determinada distancia desde su ubicación (geofencing) o, por otro lado, haya actividad o se detecte una caída.
  • Bienestar. Basado en planes de salud preventivos (ejercicio / alimentación), apoyo psicológico especializado, avisos y consejos con recomendaciones sanitarias o la inclusión de planes de estimulación cognitivos.

Además, las plataformas tienen que ser diseñadas con suficiente flexibilidad para incluir servicios complementarios como pueden ser la integración con dispositivos medioambientales, seguridad y alarmas o engagement.

Los pilares fundamentales en los que se debe apoyar una plataforma son:
  • Tiempo real e integración. Sistemas que permitan el tratamiento y sincronización masiva de datos para la generación de alarmas y toma de decisiones (24 X 7), así como plataformas de Iot Health para la integración de dispositivos físicos y su monitorización.
  • Motor de análisis. Tratamiento de datos que complemente los sistemas en tiempo real y permita la inclusión de funciones de predicción, detección de patrones y machine learning / IA, así como garantizar el cumplimiento de la GDPR.
  • Usabilidad/Accesibilidad. Serán esenciales para que los servicios ofrecidos a través de tablets o smartphones tengan una interacción diseñada especialmente para mayores. Se busca generar experiencias para ganar en independencia y autonomía personal y evitar la frustración y el rechazo al uso de estas facilidades.
  • Asistentes de voz. Google Home o Amazon Alexa, entre otros, se están convirtiendo en elementos innovadores en los servicios de asistencia.

Este breve análisis de situación y tendencia muestra que la teleasistencia hará que la vida de nuestros mayores y, por ende la nuestra, sea más confortable.

Comunicación BABEL
Comunicación BABEL Perfil en Linkedin

Somos el departamento de Comunicación de BABEL, y nos encargamos de desarrollar la estrategia de comunicación de nuestra organización. Construimos la identidad corporativa de la marca BABEL a través de distintos canales, uno de ellos es el Blog de BABEL, que ahora mismo estás leyendo.

Más post de Comunicación BABEL