Saltar al contenido
Amante de la montaña y del deporte, descubrió hace unos años cómo combinar sus dos pasiones a través del trail running. Junto con la Selección Extremeña de Carreras por Montaña, participó en el Campeonato de España o en Zumaia Flysch Trail, con el único objetivo de sudar la camiseta y disfrutar al máximo. Considera que la montaña es su medio y que corre por sensaciones, “yo no sé correr, he ido aprendiendo en base a mis experiencias y por lo que me han ido contando”.

Así es nuestro TalentUs Óscar García Sas, Líder de la Unidad de Negocio Telecom de BABEL.

¡Conozcámosle un poco más!

 
Pregunta. ¿Cómo comenzó tu afición por el trail running?
 
Respuesta. Durante toda mi vida he hecho montaña, desde deportes de aventura, senderismo, escalada, orientación, raid… En el año 2014, en un momento de bastante estrés me di cuenta que me encontraba lejos de la montaña y me animé a volver a ella a través de un club de escalada y otro de senderismo, pero la sensación que sentía no era la misma que recordaba. Todo esto cambió cuando me animé con un amigo a correr por la montaña y poco a poco me empecé a enganchar.
 
Fui participando en carreras, iba subiendo posiciones en el pelotón, me uní a un grupo de gente y empecé a mejorar, a picarme conmigo mismo y a entrenar más. Coger algún podio y obtener mejores sensaciones hizo que me empezase a tomar esto más enserio y decidí hacerlo mejor y con más calidad acudiendo a especialistas que me ayudasen con el trail running.
 
Aunque para mí, ganar no es lo importante, porque corro con la filosofía de llegar a la meta con una sonrisa y disfrutar de la naturaleza, de mis compañeros de equipo y de mi familia, porque cuando van a verte mola mucho.
 
2017-Zumaia-Flych-Trail-Campeonato-de-Espana-de-Selecciones-de-CxM-Seleccion-Extremena-FEXME-Cumpli-los-2-encargos-del-mister,-sudar-la-camiseta-y-disfrutar-al-maximo.jpg
Zumaia Flysch Trail. 2017
 
P. ¿Qué sientes cuando corres?

R. Siento una conexión muy fuerte con la naturaleza. Con cada pisada conecto con el medio por el por el que corro, y con las personas con las que corro. Además, es un momento también para conectar conmigo mismo y en cada carrera, me acuerdo de familia, amigos, compañeros de trabajo… Cuando tengo momentos de dificultad en la montaña que los tengo muchas veces, de repente, te llega una vocecita de alguien y te da palabras de ánimo, y eso es muy chulo.
 
P. ¿Dónde se te hace más difícil superar obstáculos? ¿En la montaña o en BABEL?

R. En la montaña sin ningún tipo de duda, ya que he vivido situaciones bastante complicadas como enfrentarme a una ventisca en mitad de la noche con tan solo 16 años o experimentar el mal de altura subiendo el Iztac en México, la tercera montaña más alta del país con 5215 metros de altura.
 
No conseguí llegar arriba pero no lo cambio, llegue hasta los 5050 metros y para mí, fue una un hecho inolvidable. Experimentar el mal de altura estando consciente y poder contarlo es un logro para mí.
 
Situaciones así son las que me ayudan a crecer como persona y como profesional. En la montaña se respira un ambiente de muchos valores, te caes y tus compañeros te ayudan a levantar, siempre anteponiendo las necesidades del otro a las tuyas. Allí se adquieren grandes aprendizajes para la vida y valores esenciales como la honestidad, compromiso, compañerismo, afán de superación…Todo esto guarda una gran similitud con lo que hacemos en BABEL, en ambos sitios se entrena la resiliencia.
 
2018-Trail-Cara-los-Tajos,-1ª-prueba-Copa-de-Espana-CxM-Dorsal-39,-la-edad-de-Gassssssssssssssssss-(1).jpeg
Copa de España CxM. 2018
 
P. ¿Por qué elegiste BABEL y no otra empresa? ¿Qué crees que tiene para diferenciarse de la competencia?
 
R. Confianza, honestidad, solidaridad, trabajo en equipo, humildad, austeridad, asertividad, respeto, comunicación, compromiso, esfuerzo… Sin duda elegí BABEL por el modelo y su filosofía basada en valores y el crecimiento de las personas.
 
Las políticas de bien común entre la compañía y las personas que las formamos hacen que el modelo sea diferente, es totalmente diferencial, porque acercan los intereses de la empresa y las personas.
 
En mi opinión la diferencia la hacen las personas, los modelos pueden ser malos, regulares o buenos, la gran diferencia la marcan las personas, los equipos… la manera de llevar a cabo ese modelo y en eso BABEL es diferente.
 
P. ¿Cómo ves el sector de las TIC tras la crisis provocada por la covid-19?
 
R. Según los expertos, la covid-19 ha venido a acelerar la transformación digital. Tanto las pymes como las grandes empresas están sí o sí en el camino de la digitalización. Las telecos han salido muy reforzadas tras la pandemia, las redes han aguantado y España tiene una de las mejores redes de fibra de Europa pero hay que seguir invirtiendo.
 
En mi opinión, 2021 va a ser un año muy complejo, hay mucha incertidumbre, donde algunos de los grandes retos son el plan de digitalización de las pymes, la mejora de las infraestructuras, la virtualización de la red, la educación digital, la sanidad digital, etc. Todas las grandes compañías van a priorizar nuevos servicios digitales que generen ingresos a corto plazo.
 
2017-Crono-Asperillas-Con-mi-amigo-Rober,-corazon-de-mimbre-Campeones-por-parejas-(1).jpg
 Crono Asperillas. 2017
 
P. ¿Qué retos te planteas para el 2021? 
              
R. En el ámbito deportivo tengo un reto pendiente de 2020, correr la Copa de Castilla y León de carreras por montaña, lo cual me gustaría poder cumplir en 2021. Respecto al ámbito profesional, seguir empujando cada día el Plan Telecom para llevar la marca BABEL hasta donde nos hemos propuesto. Y por supuesto, seguir disfrutando del camino de la vida, del trail y de la montaña junto a mi familia, compañeros y amigos con quienes ya he subido alguna que otra cima.  
 
 
 
 
 
María López
María López Perfil en Linkedin

Periodista en el Departamento de Comunicación de BABEL. Apasionada por la organización de eventos, destino mis conocimientos a su creación y gestión. Me considero fiel creyente de un aprendizaje y evolución constante, que te haga crecer en todos los ámbitos de la vida.

Más post de María López