Saltar al contenido

Como reza en el título, CRO son las siglas de Conversion Rate Optimization, que traducimos como la optimización de los ratios de conversión.

CRO es una disciplina, pero a la vez una metodología que busca optimizar y hacer eficaces los activos digitales de un negocio, mejorando posibles ineficiencias, bien a nivel de diseño o técnicas con el objetivo de mejorar el rendimiento. Por tanto, es la ciencia que se encarga de obtener más beneficios con un mismo tránsito de usuarios en nuestros activos digitales.

CRO trabaja con datos, pero en base a hipótesis, proponiendo acciones para mejorar el ratio, y por tanto, mejorar a nivel de negocio, y para ello es fundamental un pensamiento data driven.

Para qué el CRO

 
  • Para mejorar la rentabilidad de un activo digital
  • Conseguir una mayor eficiencia de los recursos
  • Reducir costes
  • Aumentar la eficiencia comercial

CRO nos permite mejorar, pero para ello hay que conocer las ineficiencias o los problemas desde diferentes perspectivas.
 

Y qué es la conversión

Son aquellas acciones exitosas llevadas acabo que implican la consecución de un objetivo de negocio de forma parcial o total y generalmente se dividen en 2 tipos:
 

  • Conversiones macro
  • Conversiones micro

Una conversión macro tipo podría ser la finalización de un proceso de compra en un e-commerce, sin embargo, ésta, a su vez, se compone de microconversiones. Un ejemplo de microconversiones pueden ser por ejemplo, encontrar un producto, añadirlo al carrito…

Para medir estas conversiones es necesario, ineludiblemente, el uso de Analítica Digital, que permitirá conocer las tasas de conversión tanto a nivel micro como macro. Para ello debemos apoyarnos ineludiblemente en herramientas como Google Analytics, Firebase Analitycs (para entornos mobile), Adobe Analytics, Piwik… que nos ayudarán a extraer insights claros que respondan a las necesidades del negocio.

Y cómo se calcula la conversión

Su fórmula es sencilla:

 

Ratio de conversión = (nº de conversiones / nº de sesiones) * 100
 



Conviene explicar que por sesión entendemos el periodo de tiempo durante el cual los usuarios interactúan con un sitio web o app teniendo una inactividad de menos de 30 minutos. Tras 30 minutos de inactividad cualquier página visualizada por ese usuario será tratada como una nueva sesión.

Cómo se miden los objetivos

Se deben medir en base a diferentes parámetros, pero siempre, y previamente, es fundamental definir objetivos, no sólo a nivel macro (p.ej. ventas), si no también micro (p.ej. clic en añadir a la cesta, clic en más info del producto, clic en botón comprar…)

Los objetivos se miden en base a:

  • Destino: el usuario llega a una determinada url
  • Duración: transcurrido un lapso de tiempo
  • Visualización: el usuario ha accedido a una serie de páginas que hemos decidido
  • Eventos / interacciones: clics, descargas, reproducciones…

Existen factores internos/endógenos que están en nuestra mano, y donde podemos influir, y otros, externos/exógenos donde no existe control sobre ellos; ambos afectan a todo lo que tiene que ver con el negocio digital y eficientación.

Entre los factores endógenos en los que podemos hacer palanca están:
 

  • El modelo de negocio elegido
  • Conceptualización UXy diseño UI de nuestro producto
  • Tecnología empleada para implementar nuestros activos digitales
  • Captación del tráfico

Exógenos
 

  • Target al que nos dirigimos
  • Mercado
  • Competencia

A nivel de negocio digital podemos actuar sobre el diseño conceptual del propio negocio y hacer que funcione con mayor eficacia. A través del CRO nos centramos en el rendimiento del negocio digital, identificando puntos de mejora para conseguir la optimización.

Para ello es fundamental llevar a cabo un proceso previo de investigación, porque tratamos con un modelo sistemático que requiere de un mejora constante. Por tanto, la razón de ser dl CRO es detectar puntos débiles y transformarlos en fortalezas y para ello nos debemos apoyar en herramientas de cara a generar hipótesis.

Herramientas para un proyecto CRO

Existen 3 tipos de herramientas muy relacionadas entre sí para obtener resultados óptimos:
 

  • Analíticas. Dedicadas a analizar datos, como puedan ser Google Analytics, Firebase, Adobe Analytics o Piwik entre otras, y más enfocado a lo cuantitativo.
  • CRO. Son herramientas más cualitativas, y que complementan a las analíticas consiguiendo maximizar la tasa de conversión. Entre las más importantes del mercado podemos destacar CrazyEggs, eTracker, Hotjar, Contentsquare, Optimize, AB Tasty, Optimizely… las cuales, y a modo general permiten trackear todas las páginas, realizar mapa de clics, mapas de scroll y de movimiento, heatmaps interactivos, grabación de sesiones de usuarios, análisis de formularios, Análisis de funnels…
  • Tag Manager. Herramientas que permiten simplificar la inserción de scripts, código HTML y píxeles de seguimiento en nuestro sitio web o app, pudiendo hacer el seguimiento del comportamiento del usuario. Las herramientas referente en este aspecto son Google Tag Manager, Adobe Launch o Tealium.

Llegado a este punto se ha esbozado un contexto de lo que es CRO y para que sirve. No es más que la punta del iceberg, y del cual iremos sacando a flotes nuevos artículos para tener una visión más integral del mismo.

En cualquier caso, desde BABEL, concebimos nuestros proyectos CRO como proyectos estratégicos a nivel de compañía, donde está en juego no solo la rentabilidad, sino también la imagen de marca. Por ello, y como hemos podido deducir, debe implicar una gran cantidad de perfiles y áreas en cualquier organización, siempre y cuando se ejecute y conceptualice de forma profesional. 

José Luis  García López
José Luis García López Perfil en Linkedin

Head of UX. Manager del área Servicios en BABEL.

Más post de José Luis García López