Nueva Arquitectura de Servicios para ING Direct

Se realiza un rediseño de la arquitectura de servicios para aumentar el rendimiento de la plataforma, buscando tecnologías que permitan al sistema escalar con facilidad, realizar una buena separación de responsabilidades y buenos tiempos de respuestas. Mientras se mantiene la compatibilidad con los servicios anteriores y se mejora la gobernabilidad del sistema a futuro. La arquitectura seleccionada es AKKA, una arquitectura distribuida orientada a Actores. Los Actores AKKA son entidades que resuelven un problema específico y que se comunican entre ellos a través de mensajes.


Algunas ventajas:
  • Rendimiento: Arquitectura orientada a Actores permite peticiones en paralelo y escalar servicios individualmente.
  • Time-to-Market: Mejor división de la dependencia entre servicios reduce las dependencias entre proyectos.
  • Sostenibilidad: Arquitectura compatible con los servicios anteriores y diseñada para futuras tecnologías.
  • Apertura: Permite la exposición de APIs a terceros, y así construir nuevas aplicaciones.

Casos de éxito destacados