Externalización del Desarrollo de Aplicaciones de ING Direct

ING Direct utilizaba un modelo de desarrollo de proyectos basado en la colaboración con sus proveedores en formato asistencia técnica. Este formato tuvo éxito durante unos años pero con sus planes de expansión no podía dar solución a sus nuevos y ambiciosos planes de negocio. Por lo que decidió buscar una alternativa que les permitiera ganar en capacidad de ejecución de proyectos para garantizar el éxito de sus planes de negocio sin perder en calidad de sus aplicaciones.

La solución fue una evolución hacia un modelo de servicio basado en la Externalización de los Desarrollos o Application Management (AM). Bajo este modelo se realiza un reparto de responsabilidades que permite crecer a ambas partes (cliente y proveedor) soportado por una metodología de trabajo que rige el modelo.

Casos de éxito destacados