Blog  //  Mayo 2018  //  ¿Carta de cócteles o camarero con sentido común?

¿Carta de cócteles o camarero con sentido común?


En este mundo moderno del marketing, el contenido dinámico es primordial a la hora de destacar. Sin contenido dinámico, aburrimos a los que nos visitan y literalmente somos castigados por los buscadores webs.

Por entender lo que significa contenido dinámico, llevémoslo primero a un ejemplo de una situación de la vida real. Imagina que estás en una playa a 35 grados y nos dirigimos al bar para pedir una bebida.

En una situación sin “contenido dinámico”, nos encontraríamos con una carta de cócteles, simplemente escogemos uno y se lo pedimos al camarero; nada divertido ¿verdad? y lo más seguro es que terminemos bebiendo algo que no nos guste.

En cambio si aplicamos algo de dinamismo, nos podríamos encontrar que no hay carta de cócteles, simplemente un camarero con una sonrisa, que comienza a indagar perceptivamente lo que queremos desde que nos acercamos a la barra. Primero él ya sabe que estamos en la playa y que está haciendo un calor endemoniado (por lo cual debe ofrecer alguna bebida refrescante que combine lo dulce con un toque ácido), luego por nuestro físico detecta que eres relativamente joven (tiene que ser una bebida moderna) y que somos padres, ya que entramos con un pequeñín agarrado de la mano (la bebida no debe tener mucho alcohol). Con un agradable saludo y un par de preguntas más el camarero le ofrece un margarita y acierta. ¿Qué diferencia no?

Entonces por ir aterrizando, un contenido dinámico es aquel generado automáticamente según criterios predefinidos que pueden cambiar dependiendo de cómo, cuándo, dónde y quién lo solicite (por decir algunos criterios).

Ya con un ejemplo aplicado al mundo digital, imaginemos que el home de una página de pronóstico de tiempo es visitado por una persona desde su móvil (cómo), en la mañana (cuándo), ubicada en Madrid (dónde) y la web ya tiene registrado que el visitante va al trabajo en bici (quién). La web sí tiene contenido dinámico, le presentará una página adaptada a la pantalla de su móvil, el tiempo actual justo para Madrid y le recomienda viajar en metro (porque va a llover).

Para tener un contenido dinámico adecuado en nuestra web debemos combinar tres equipos armoniosamente: Desarrollo: Que se encargará de programar, configurar y proveer de herramientas de edición de contenido fácilmente gestionables por cualquier mortal. Diseño: Que harán que esos contenidos dinámicos tomen formas agradables para nuestros visitantes. Y Comunicación que deberá crear criterios y contenidos únicos de calidad.

Ahora que ya sabes la importancia de por qué y cómo podemos conseguir llegar mejor a nuestros clientes a través del contenido dinámico, ¿seguirás mostrando una carta de cócteles o pondrás a un camarero con sentido común?

En BABEL nos preocupanos por llevar a cabo esta directriz (además de contar con un equipo integral excepcional) por lo que recientemente hemos lanzado una versión mejorada de la web que permite acercarnos más a nuestros visitantes, contando con noticias, eventos y casos de éxito actualizados. Además hemos incluido versiones exclusivas para Portugal y México donde pueden contar su propia historia.

Como recurso tecnológico seguimos apostando por Kentico, que nos ofrece una flexibilidad ilimitada a la hora de estructurar nuevos contenidos y herramientas de marketing digital que apoyan efectivamente a nuestro equipo de comunicación.
Comentarios:
Esta publicación no tiene comentarios.
 Security code