Blog  //  Mayo 2017  //  La Calidad como mejora de eficiencia y productividad

La Calidad como mejora de eficiencia y productividad



Recientemente hemos renovado en BABEL nuestros certificados en ISO 20000 e ISO 27001.
 

¿Qué es la norma ISO 20000?

La norma ISO 20000 es una norma internacional basada en la gestión de los servicios TI (Tecnología de la Información). Define un conjunto de procesos para ofrecer un servicio eficaz para el desarrollo de negocio y satisfacción de sus clientes.
 

¿Qué es la norma ISO 27001?

La norma ISO 27001 es una norma internacional que describe cómo gestionar la seguridad de la información de una empresa, aseguramiento, confidencialidad, integridad de los datos y los sistemas que los procesan.
 

¿Por qué nos certificamos en las normas ISO?

Es posible que podamos ver una ventaja evidente, por las oportunidades de negocio que nos puede ofrecer la certificación, el hecho de estar certificados garantiza a los clientes que los servicios que ofrecemos son de Calidad puesto que el sistema de gestión se revisa de forma periódica y está en un proceso de mejora continua, adicionalmente algunos clientes requieren estar certificados en alguna norma para poder optar a alguna de sus ofertas.

Al contrario de lo que pudiera parecer, la obtención del certificado no es la meta, ni el objetivo, más bien es el camino a seguir, el medio por el que conseguimos una meta mucho más importante y beneficiosa para la compañía.

La implantación y renovación de una norma se basa en 4 pasos que se muestran en la imagen y que sirven para que el sistema de gestión está en constante evolución.


En la fase de Planificación (PLAN) se identifican y definen los objetivos de negocio que se quieren alcanzar de acuerdo a las políticas de la organización y se hace un plan para poder alcanzarlos.
En la fase de Ejecución (DO) se implementan los procesos definidos.

En la fase de Verificación (CHECK) se realiza el seguimiento y medición de los procesos de acuerdo a las políticas y se informa de los resultados.

En la fase de Actuación (ACT) se toman acciones basadas en los datos obtenidos con el objetivo de mejorar continuamente los procesos.

Este ciclo continuo, en definitiva, lo que conlleva es que de forma periódica se esté revisando el sistema de gestión, marcando objetivos, midiendo su cumplimiento y tomando acciones que ayuden a cumplirlos. Es decir, optimización de procesos que repercute en la eficiencia y en la rentabilidad, ahorro de costes al reducir errores detectados en el proceso o puntos de mejora, lo cual aumenta la satisfacción de clientes y la competitividad en el mercado.

En resumen, hablamos de: Rentabilidad, Productividad, Eficiencia, Desarrollo de negocio, Competitividad, todos ellos son ingredientes necesarios para conseguir el éxito empresarial.


Todos debemos poner nuestro granito de arena

Por último, es importante recordar que la Calidad es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros porque cada persona debe conocer las políticas que aplican a cada proceso en el que esté involucrado y debe aplicarlas acorde a su definición con el fin de alcanzar las metas propuestas.

Afortunadamente en BABEL contamos con un equipo humano muy concienciado con la Calidad que no solo lo aplica en su día a día en su puesto de trabajo, además, el equipo de Calidad cuenta con un grupo importante de voluntarios que colaboran en: impulsar el conocimiento de las políticas, hacer el seguimiento de objetivos, realización de auditorías internas, participación en auditorías externas, etc… siempre atentos a cualquier punto débil que podamos mejorar y a cualquier oportunidad de mejora que se pueda aplicar.

Comentarios:
Esta publicación no tiene comentarios.
 Security code