Blog  //  Febrero 2018  //  Los mejores métodos para innovar se centran en la experiencia del usuario

Los mejores métodos para innovar se centran en la experiencia del usuario




Seguimos hablando de innovación. En esta ocasión quiero hacer mención a todas estas metodologías que nos están ayudando a los técnicos a conectarnos con los consumidores, o lo que es lo mismo, los usuarios de nuestras aplicaciones y las demandas del mercado. Así que quiero destacar algunas metodologías de moda con las que nos encanta trabajar, como Design Thinking, Lean UX, Lean Start Up, Scrum, etc. y que nos están ayudando a construir los Productos Mínimo Viables MVP que se irán refinando de manera iterativa.

 
Lo primero y más relevante es que ahora casi todo gira alrededor de la experiencia del usuario antes que en el producto en sí, o lo que es lo mismo, la idea es aprender de las reacciones de los usuarios al interactuar con el MVP, concepto nada nuevo por cierto, ya que en los años noventa ya se utilizaba en Silicon Valley en empresas antes que Apple.

Pero, ¿por qué funciona Design Thinking?

  • Lo primero es que salimos de nuestra oficina para ir al lugar donde está el consumidor o usuario a investigar.
  • De esta forma los desarrolladores del producto comprenden las necesidades a las que se enfrentan y plantean las mismas preguntas que los usuarios finales.
  • Otra cosa que está funcionando muy bien es que no planificamos a largo plazo. La idea es tener lo antes posible en el mercado para experimentar la solución mínimo viable, aunque ahora están de moda también los Minimun Lovable Product o Minimal Marketable Product, para ir añadiendo mejoras mediante enfoque ensayo y error.
  • El equipo multidisciplinar también es importante, ya que cada uno aporta su parte de valor al producto final.

 
Y si nos vamos a las fases tendríamos:

  • Empatizar para ponerse en los zapatos del usuario.
  • Definir para identificar problemas y oportunidades.
  • Idear mediante técnicas de brainstorming o metáforas para generar opciones.
  • Prototipar para convertir la idea en producto tangible.
  • Testear entrando en el ciclo de ensayo/error para evolucionar lo que será la Solución Mínimo Viable.

¿Pero esto de Design Thinking no es lo mismo que UX? Pues sí y no, y si no que se lo digan a Steve Krug and please... Don't make me thing.
 
UX podríamos verlo como "lo que el cliente percibe al usar o probar un producto y una forma de ver estos productos de manera integral desde el punto de vista de un usuario que probablemente no le importa cómo se hacen esos productos, solo el producto en sí mismo".
 
El proceso para el diseño de UX está relacionado con comprender y diseñar la experiencia del usuario de principio a fin, y no solo el aspecto estético y las funcionalidades del producto. Una buena experiencia de usuario implica clientes felices y eso implica productos de más alto valor. En cambio, una pobre experiencia de usuario es aquella de la que nadie se preocupa conscientemente y, en el mejor de los casos, dará lugar a la pérdida de ingresos.
 
Ok, ok, parece que ya voy entendiendo todos estos conceptos, pero entonces, ¿por qué decimos que además hacemos Lean UX o Lean Start Up si lo que hacemos es mejorar la Experiencia de Usuario utilizando las técnicas de Design Thinking?
 
En este caso tenemos que recurrir a Jeff Gothelf o Eric Ries para que nos expliquen que Lean UX, que surge del movimiento Lean Startup, está basado en metodologías ágiles LEAN y que es un proceso iterativo que nos sirve para refinar de forma progresiva, rápida y eficiente la oferta de valor. 
 
Pero entonces, ¿es lo mismo o no?
 
Pues podríamos decir que ambos se centran en el cliente final o usuario, se parte del lienzo en blanco, el ciclo de ensayo/error es común, es decir, hay que experimentar, aprender e iterar o pivotar sobre lo aprendido. 
 
Entonces… ¿no hay diferencias?
 
Pues sí, las hay, la principal es que Design Thinking se centra en crear conceptos innovadores mientras que las metodologías Lean se orientan en tener un modelo de negocio rentable, por lo que lo ideal es combinar ambas e ir adaptando los procesos de igual forma mediante el mecanismo de ensayo y error para ver lo que funciona en tu proyecto o empresa y lo que no.
 
Lo que queda claro es que todo esto a todos nosotros como técnicos que somos, nos debe servir para salir de esa zona de confort que es la tecnología, pensar fuera de la caja y ayudar a nuestros clientes a generar mucho más valor, y queda claro que si los usuarios finales quedan satisfechos tendremos mucho terreno ganado.

Comentarios:
Esta publicación no tiene comentarios.
 Security code