Blog  //  Enero 2018  //  Ser disruptivo e innovador, la eterna búsqueda del unicornio

Ser disruptivo e innovador, la eterna búsqueda del unicornio


 

Hoy día y cada vez más, nos vamos atreviendo a poner en práctica nuestras ideas, gracias a que empresas como Uber, Airbnb o Slack, que nacieron como startups, han logrado triunfar, siendo su valor actual de miles de millones de dólares. Pero antes de nada sepamos qué quieren decir estas dos palabras que últimamente venimos oyendo tanto y que por supuesto casi siempre van unidas a la tecnología.
 
Innovar es “crear algo nuevo" y viene del latín Innovatio (In = "Estar en" y Novus = "Nuevo"). Básicamente es modificar elementos ya existentes con el fin de mejorarlos. Como ejemplos conocidos de la industria tenemos los casos de McDonald’s, que desarrolló una línea de montaje para que los pedidos se hicieran más rápido, o Toyota, que usó una metodología "Just In Time" para mejorar los procesos de producción. En cuanto a la palabra disrupción su significado es “rotura o interrupción brusca”.
 
Pero, ¿y a qué nos referimos entonces cuando queremos ser innovadores y disruptivos? La respuesta viene de la mano de la tecnología y la definición de tecnología disruptiva
 
La tecnología disruptiva es una innovación que ayuda a crear un nuevo mercado o modelo de negocio y una red de valor, para finalmente irrumpir en los mercados existentes desplazando una tecnología anterior. O sea, que partimos de algo nuevo y pequeño o para unos pocos, que finalmente acabamos queriendo o necesitando muchos. Como ejemplos claros de esto tenemos el automóvil o el teléfono móvil, y sobran las explicaciones.
 
Este término de tecnología disruptiva se le atribuye a Clayton M. Christensen profesor en la Harvard Business School y lo define como "rotura o interrupción brusca", o sea que se rompe con la manera de hacer o ver las cosas y esto tiene un impacto significativo en la economía y/o sociedad.
 
Pero, ahora que sabemos que queremos ser disruptivos tecnológicamente hablando, ¿cómo hacerlo en el entorno actual? 
 
Como sabéis los cambios son constantes, los adelantos tecnológicos igual (aparece el Big Data, el Cloud Comptuing, etc.) y además ahora el mercado está en manos de los millennials y sus hábitos de consumo, o sea que no es nada fácil. No obstante, lo que queda claro es que si no innovas, tu competencia lo va a hacer y te va a dejar fuera, y da igual que seas el actual líder, ya que la competencia habrá cambiado y la forma en la que está creando valor también, por lo que si no puedes competir en el nuevo contexto quedarás fuera de juego.
 
Y ahora hagamos un poco de historia y acordémonos de cómo nacieron compañías que hoy por hoy están en todos los rankings como las empresas más innovadoras y además fueron disruptivas en su momento:

  • La idea de Uber nació mientras sus fundadores caminaban por París y encontrar un taxi libre se convirtió en una misión imposible. Y pensaron: ¿y si se pudiera conseguir un auto con solo pulsar un botón del móvil? Como sabéis Uber no posee coches, sino que es la forma de conectar vehículos y pasajeros, y gracias a la sencillez de este modelo se ha logrado cambiar la mentalidad del mundo.
  • Netflix nació como un videoclub online y hoy día es la cadena de televisión de internet líder en el mundo, revolucionando la forma de ver películas y series. Su éxito, adaptarse a las necesidades del cliente, ofreciendo contenidos para consumirse cómo, dónde y cuándo quieran.
  • Todos sabemos que Facebook se inició como la red social de estudiantes de la Universidad de Harvard, hoy día ha transformado la forma que tenemos de relacionarnos. Una de las máximas de Mark Zuckeberg es "Hecho es mejor que perfecto", lo que refleja que una idea puesta en práctica es mejor que seguir dándole vueltas porque ya habrá oportunidad de mejorarla.
  • Amazon nació como una librería en línea con un gran diferenciador, tener muchos títulos disponibles a precios bajos. El objetivo era convertirse en la tienda más grande del mundo y hoy día ha transformado la logística y la experiencia de compra del usuario.
  • Google surgió de la tesis doctoral de sus cofundadores para mejorar Altavista, buscador más usado hasta entonces, y diseñaron un sistema de búsqueda con una jerarquía, donde las páginas que tenían más enlaces entrantes ocupaban los primeros puestos. Se enfocaron en las personas y en fomentar una cultura de socializar ideas.
  • Apple vio la luz hace más de 40 años con su primera computadora y hoy día sigue estando entre las empresas más innovadoras y sus productos siendo objeto de deseo. ¿Cómo lo hacen? Miran al futuro, se adelantan y marcan el ritmo de trabajo de la competencia.

Si le preguntáramos a los CEOs de estas grandes compañías qué es lo que más temen de la competencia la respuesta sería unánime, y es que aparezca un nuevo jugador que venga a cambiar las reglas del juego.
 
Y lo que queda claro es que la tecnología es la palanca para que esto suceda y a todos nosotros nos gustaría estar ahí, ayudando a que el cambio en el modelo de negocio se haga real y se produzcan cambios en la sociedad, económicos y culturales para continuar la evolución de la era digital.
 
¿Y qué tecnologías pueden ayudarnos hoy día a cambiar las reglas del juego? Algunas ya se han nombrado: el Big Data, la Realidad Virtual, el Cloud Computing, el Internet de las cosas, la Inteligencia Artificial, etc. Y, por supuesto, una de mis favoritas la Cadena de Bloques o Blockchain. Pensemos que si internet hace años permitió la masificación de la información en un formato digital, Blockchain ahora está permitiendo hacer lo mismo para activos financieros y lo que hasta ahora se movía a la velocidad del papel y de las personas, ha cambiado para pasar a moverse en un entorno digital con sistemas financieros abiertos.
 
Los tecnólogos como yo que nos gusta estar a la última no podemos dejar pasar de lado todo esto que está sucediendo, porque ¿quién nos asegura que nuestro trabajo de consultor dentro de unos años seguirá siendo tal y como el que conocemos? Yo no lo creo, y por eso debemos hacer caso de las teorías de Darwin y empezar a adaptarnos, nosotros y nuestros clientes, y lo antes posible.

Comentarios:
Alberto
Magnífico artículo David!
03/01/2018 13:50:36

 Security code